30 claves sobre la fuga del ‘Chapo’ Guzmán a un mes de su escape

Por el 11/08/2015

Un mes ha transcurrido desde la segunda fuga de Joaquín el Chapo Guzmán de una prisión de máxima seguridad en México, un hecho que representó un duro golpe para el gobierno de Enrique Peña Nieto y que ha puesto a las autoridades mexicanas y de otros países a trabajar para recapturar a uno de los hombres más buscados del mundo.

Pero mientras naciones como Estados Unidos, a través de sus agentes antidrogas, han dado referencias sobre la posible ubicación del presunto capo, México ha optado por manenter bajo reserva sus investigaciones.

Aquí te presentamos 30 claves de lo que ha pasado desde que el Chapo dejó su celda.

1. Guzmán escapó la noche del 11 de julio, alrededor de las 21:00 horas (local), por un túnel que conectó un pasadizo en la regadera de su celda con una vivienda a casi 1.5 kilómetros de la prisión federal.

2. El Chapo estaba en la celda 20 del área de tratamientos especiales —una de las zonas más vigiladas—, en la que no podía hablar con otros internos, recibía en su interior alimentos, medicinas y actividades lúdicas, y solo se le permitía salir para recibir visitas.

3. La celda estaba monitoreada las 24 horas por tres turnos de vigilantes a través de dos cámaras, pero por “derechos humanos”, según la Secretaría de Gobernación (Segob), había un punto ciego en el área de la regadera por donde se fugó.

4. El túnel descendía 20 metros desde la celda, para luego continuar en forma horizontal por 1,5 kilómetros, en un espacio de 170 x 80 centímetros alimentado desde el exterior con iluminación y ventilación.

5. Las autoridades creen que en la fuga se usó una motocicleta adaptada a rieles que permitía llegar al otro extremo tras un recorrido de cinco a siete minutos.

6. El comisionado de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, aseguró que en la prisión no fueron detectados ruidos o indicios que hubieran permitido saber de la construcción del túnel.

7. Ingenieros civiles describieron el túnel como una construcción sofisticada que requeriría un mínimo de 503 días de trabajo, con ocho personas laborando los siete días de la semana en turnos de ocho horas.

8. El Chapo pasó 503 días en la prisión, desde que fue internado el 24 de febrero de 2014 hasta su fuga el 11 de julio de 2015; antes de eso estuvo 13 años prófugo, desde el primer escape del penal de Puente Grande el 20 de enero de 2001.

9. El 17 de julio fue la última comparecencia de funcionariosfederales por la fuga. Ante legisladores hablaron el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y la procuradora Arely Gómez.

10. Tras una gira por Francia, el presidente Peña Nieto habló en México por primera vez del tema. “Tengo optimismo, y hay ganas y determinación”, dijo el 17 de julio.

11. El presidente ha dicho que ordenó a la procuradora investigar “dónde pudo haber habido complicidades” que llevaran al escape.

12. Tres altos funcionarios fueron cesados por el caso: el director del Altiplano, Valentín Cárdenas; la coordinadora de cárceles federales, Celina Oseguera, y el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, Juan Hernández.

13. Hasta ahora solo tres funcionarios, de siete sospechosos, recibieron auto de formal prisión por la fuga: el responsable del Centro de Control y dos custodios presuntamente proporcionaron datos logísticos para la fuga; en un inicio habían sido retenidos 30 empleados del penal.

14. Un juez federal concedió la orden de extradición de Guzmán a EE.UU. el 30 de julio, casi 20 días después de que se fugó.

15. En enero de 2014, el entonces procurador Jesús Murillo Karam había descartado una extradición en el futuro cercano, pues dijo que pasarían “300 o 400 años” de proceso en México antes de la posible entrega a EU.

16. La actual procuradora dijo que había recibido la primera petición formal de extradición el 25 de junio, es decir, 16 días antes de la fuga.

17. El abogado de Guzmán habló por primera vez de la fuga de su cliente el 5 de agosto, y dijo que el escape se dio ante la “crisis emocional” que le generaba su posible extradición a EU, donde correría riesgo su vida.

18. En las horas y días después del escape, el gobierno desplegó casi 10.000 elementos federales y estableció coordinación con autoridades locales para buscar al detenido. A un mes de la fuga, las autoridades no han ofrecido resultados del plan.

19. El gobierno mexicano duplicó la recompensa que ofrecía por el Chapo antes de su captura, de 30 a 60 millones de pesos, mientras que en Estados Unidos la DEA ofrece 5 millones de dólares (unos 80 millones de pesos).

20. El administrador de la DEA, Chuck Rosenberg, dijo a la agencia EFE que “con base en la información pasada, el Chapopuede estar en México. Puede haber regresado a Sinaloa porque allí tiene a su familia y sus contactos”.

21. Un funcionario de seguridad estadounidense dijo a CNN que la DEA compartió información con México sobre posibles planes de fuga del Chapo, mientras que otro reporte de AP indicaba que hacía 16 meses la DEA sospechaba de “varios planes”.

22. La Secretaría de la Función Pública (SFP) inició auditoríaspara investigar a instituciones y funcionarios ante posibles complicidades en el caso.

23. La revista The New Yorker publicó un reporte en el que indica que el Chapo convivía en la prisión del Altiplano con José Sánchez, su exoperador financiero en el cártel de Sinaloa experto en la construcción de túneles, quien podría haber ayudado al escape.

24. La aprobación del presidente Peña Nieto cayó a su nivel más bajo tras la fuga de Guzmán: según una encuesta, solo 34% de los ciudadanos respaldaron su gobierno; ocho de cada 10 desaprobaron el manejo federal de la fuga, y nueve de cada 10 dijeron que hubo complicidades.

25. Las autoridades aseguraron que el Altiplano está certificado internacionalmente, y cuenta con bardas perimetrales, aduanas, torres de vigilancia internas y externas, 26 filtros entre puertas, 750 cámaras y personal en rotación para la vigilancia.

26. La aspirante a embajadora de EE.UU. en México, Roberta Jacobson, dijo que su país está “frustrado y decepcionado” por la nueva fuga de Guzmán.

27. El canciller mexicano, José Antonio Meade, dijo que la fuga “fue, y es, terrible”, pero rechazó que haya dañado la relación de México con EU.

28. La construcción que servía de camuflaje para el túnel delChapo fue edificada después del ingreso del capo al penal, pues imágenes satelitales muestran que no existía en febrero de 2014.

29. El secretario Osorio dijo que desde un año y medio atrás había un operativo de vigilancia en el exterior del penal, pero dijo que “en otros tiempos” se permitió la construcción urbana a distancias tan cortas como 15 metros del penal.

30. “Sería algo verdaderamente más que lamentable, es imperdonable que ahora el Estado y el gobierno no tomen las debidas providencias” para evitar otra fuga, dijo Peña Nieto en febrero de 2014. Pero tras la nueva fuga, señaló: “Esto representa, sin duda, una afrenta para el Estado mexicano”.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO