CÁRTELES MEXICANOS SE APODERAN DE CIUDADES DE EE.UU

Por el 01/04/2013

Los carteles mexicanos del narcotráfico rara vez se aventuran del otro lado de la frontera, pero desde hace un tiempo están despachando algunos de sus mejores agentes para que vivan y trabajen adentro de Estados Unidos, reforzando su presencia en lo que algunos expertos consideran un esfuerzo por acentuar su control sobre el mercado de narcóticos más lucrativo del mundo y aumentar sus ganancias.

Si no se los frena, dicen las autoridades, la penetración de los carteles a territorio estadounidense podría hacer que resulte más difícil todavía combatirlos y podría allanar también el camino para otras actividades delictivas, como la prostitución, los secuestros extorsivos y el lavado de dinero.

La actividad de los carteles en Estados Unidos desde ya que no es nueva. A partir de la década de 1990 las sanguinarias bandas han sido el principal abastecedor de drogas ilegales, usando intermediarios para contrabandear cocaína, marihuana y heroína e incluso para cultivar marihuana aquí mismo.

Pero una amplia revisión que hizo la Associated Press de casos ante los tribunales y de información de dependencias del gobierno, y entrevistas con altos funcionarios de organismos de seguridad indican que los carteles han comenzado a emplazar agentes de confianza en por lo menos nueve estados no fronterizos, incluso en suburbios de clase media en estados del centro-occidente, el sur y el noreste.

“Se trata probablemente de la amenaza del crimen organizado más seria jamás enfrentada por Estados Unidos”, expresó Jack Riley, director de la oficina de Chicago de la agencia de lucha contra el tráfico de drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

La amenaza es tan grande que uno de los capos más prominentes de México –un hombre que jamás puso un pie en Chicago– fue nombrado recientemente como el enemigo público número uno de esa ciudad, dudoso honor que alguna vez tuvo Al Capone.

La Comisión del Crimen de Chicago, una agencia no gubernamental que observa las tendencias de los delincuentes en la región, dijo que considera a Joaquín “El Chapo” Guzmán una amenaza más grande que Capone porque lidera el Cartel de Sinaloa, que suministra la mayor parte de los narcóticos que se venden en Chicago y en muchas ciudades de Estados Unidos.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO