CIERRA EL GOBIERNO OBAMA: ÉSTO NO TENÍA QUE HABER SUCEDIDO

Por el 01/10/2013

Cierra el gobierno federal; no se llegó a un acuerdo

Ante el impasse político y en presencia de profundas divisiones políticas e ideológicas entre demócratas y republicanos, el Congreso no autorizó los gastos federal,es por lo que a partir de esta medianoche entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre, inicia el cierre del gobierno.

Pocos minutos antes, los republicanos – con mayoría en la Cámara de Representantes – habían llamado a negociaciones con los demócratas del Senado, cuyo liderazgo contestó que lo harían sin condiciones y sin la presión del cierre del gobierno.

Pasada la medianoche, el líder de la mayoría demócrata del Senado Harry Reid de Nevada anunció el cierre de las sesiones a las 00:30 y su reanudación a las 09:30. Por su parte, la Cámara seguía deliberando, con la intención de llegar a una nueva decisión, pero no se esperaba que fuese diferente de las tres ya tomadas hasta ahora.

Reid explicó su negativa a iniciar conversaciones ahora diciendo que “no negociaremos con una pistola apuntando nuestra cabeza” y recordando que fueron los demócratas quienes 18 veces propusieron ese tipo de negociaciones, sin éxito.

La base de la crisis es el intento del partido de oposición de obligar al Presidente Obama y los demócratas a anular, suspender o detener parcialmente la implementación de la nueva ley de cobertura de salud llamada Obamacare.

Una parte crucial de esta ley – la posibilidad de los individuos de registrarse para recibir atención médica en una de numerosas empresas privadas para así ampliarse dramáticamente la cantidad de estadounidenses que gozan de este beneficio. El cambio, que acaece este día, fue considerado “casus belli” por muchos republicanos y razón suficiente para justificar el cierre del gobierno.

Una hora antes de la medianoche, el Presidente firmó una ley aprobada minutos antes por ambas cámaras, que eximía del cierre al personal militar estadounidense.

Los efectos del cierre se irán sintiendo paulatinamente, aunque alrededor de un millón de empleados serán suspendidos a partir de este día.

Siga leyendo para una descripción y análisis de la situación y más información.
ACTUALIZACIÓN 21:34 EST
Tal como estaba previsto, el Senado federal rechazó inmediatamente la tercera propuesta de la Cámara de Representantes que condicionaba financiar el funcionamiento de gobierno a que se postergue una parte central de Obamacare por un año y se cancele el beneficio de salud a los políticos. La Cámara Alta devolvió a la baja la propuesta básica de aprobar el financiamiento gubernamental, también por tercera vez.
ACTUALIZACIÓN 20:34 EST

La Cámara de Representantes, tal como había anunciado su presidente John Boehner, volvió a condicionar la aprobación del plan de gastos del gobierno federal a que se postergue una parte central de la ley de reforma de salud adoptada en 2010 por un año, además de cancelarse el beneficio médico para los mismos congresistas y su personal así como para el Presidente y su propio equipo. El voto esta noche fue de 228 contra 201 y es la tercera vez que la Cámara Baja envía al Senado una demanda de que si no hay cambios en la ley llamada Obamacare, no habrá dinero para mantener la operación del gobierno.

Se anticipa que el Senado, de mayoría demócrata, rechazará también esta versión – por tercera vez – y aprobará seguir financiando al gobierno sin condiciones.

ACTUALIZACIÓN 19:10 EST
Al parecer, no tuvieron efecto las sendas llamadas telefónicas hechas por el presidente Obama a los líderes del Congreso, a saber, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner y el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, así como a Nancy Pelosi y Mitch McConnell, líderes de las minorías respectivas en ambas cámaras. Obama, según un comunicado de la Casa Blanca, les comunicó que la labor del Congreso es pagar las deudas a tiempo y proveer de un presupuesto a tiempo, y demandó que lo hicieran para evitar el cierre de actividades en el gobierno federal.
ACTUALIZACIÓN 18:20 EST
En el primer signo de que podría haber una solución a la crisis, si no este mismo lunes, al menos en los próximos días, trascendió según CNN que miembros del ala moderada de la Cámara Baja en el partido Republicano estaban preparando una propuesta de resolución diferente a la del ala dominante – la del movimiento Tea Party y su aliado, el presidente de la Cámara John Boehner, para prevenir la inminente crisis fiscal.
ACTUALIZACIÓN 17:55 EST
El presidente Obama hizo un llamado a los republicanos de la Cámara de Representanes a que se evite el cierre del gobierno. Más información se puede leer aquí.

ACTUALIZACIÓN 14:15 EST
Luego que el Senado, tal como se anticipaba, rechazó la última versión de la Cámara de Representantes que hubiera financiado al gobierno federal a cambio de postergar la implementación de Obamacare por un año, esta última está preparando una nueva propuesta que, una vez más, condiciona permitir que fluyan fondos a las dependencias gubernamentales a cambio de postergar la implementación del “mandato individual” – el requerimiento de que cada persona tenga seguro médico – así como los beneficios de cobertura para los miembros del Congreso y su personal. Tanto el Senado como la Casa Blanca anunciaron que se opondrán a esta medida, lo que asegura que el gobierno se quede sin autorización de fondos regulares un minuto después de la medianoche de hoy lunes.

ACTUALIZACIÓN LUNES 12:30 EST
El liderazgo republicano en el Senado está tratando de promover una moción que financie al gobierno federal por siete días para dar tiempo a las partes a llegar a un acuerdo, aunque de momento no existan negociaciones entre los dos partidos para iniciar ese acuerdo.

Para más información, explicación y análisis, siga leyendo.

A medida que pasan las horas se confirma el temor de que la economía de Estados Unidos deba confrontar un desafío al vencer este lunes el presupuesto federal y ante la falta de acuerdo en el Congreso para substituirlo con un nuevo plan.

En ese caso, el gobierno federal deberá comenzar por la suspensión sin pago (furlough) de casi un millón de sus empleados. Los efectos seguirán agravándose con el transcurso de los días, aunque la mayoría de los estadounidenses no sentirán cambios inmediatos. En efecto, presupuestos como los destinados al mantenimiento de las fuerzas armadas en su mayoría se renuevan automáticamente, así como los de educación y salud pública, entre otros.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO