El 54% del agua potable se pierde en fugas y averías

Por el 27/05/2013

Los usuarios también desperdician el líquido, según informó el director de la CAASD, Alejandro Montás.

El 54 por ciento del agua que la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) produce se desperdicia entre averías y fugas de las deterioradas redes de distribución, que en su mayoría sobrepasan los 30 y 40 años. Cada día, la institución sirve 350 millones de galones a 3.2 millones de habitantes del Gran Santo Domingo, cuyo costo de producción por metro cúbico por segundo, ronda los 30 pesos y se vende a 6 pesos a los usuarios.

Así lo reveló el director de la CAASD, Alejandro Montás, durante su participación en el Desayuno Económico de elCaribe, quien afirmó que pese a los altos costos para potabilizar y suministrar el agua, sólo una cuarta parte de la población paga el importante servicio.

En ese sentido, Montás señaló que las recaudaciones mensuales de la institución ascienden a RD$100 millones mensuales, cuando en un escenario ideal deberían reportar entre RD$300 a 400 millones, situación que sumada a las pérdidas por averías provocan un “déficit sustancial” a la entidad.

Por esa razón, la institución ha puesto en marcha un proyecto de instalación de medidores con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tiene como meta instalar 200 mil nuevos aparatos en sectores residenciales, comerciales e industriales del Gran Santo Domingo, en un periodo de dos años, con el fin de transparentar el consumo y racionalizar el uso del líquido.

El funcionario explicó que el proceso ya inició en el municipio de Santo Domingo Este, donde ya se han instalado 12 mil de 20 mil medidores.

Sólo 5% población tiene alcantarillado sanitario

Además de las bajas cobranzas, Alejandro Montás explicó que uno de los principales dolores de cabeza de la administración que dirige es el mal manejo de las aguas residuales.

Indicó que la falta de un sistema de alcantarillado sanitario provoca que el 95 por ciento de la población del Gran Santo Domingo vierta sus aguas residuales en los ríos Ozama, Isabela y Haina, así como en el Litoral Sur del Mar Caribe, causando altos niveles de contaminación de los acuíferos.

Montás afirmó que la falta de infraestructura sanitaria ha dado pie a que los constructores de torres y proyectos habitacionales “resuelvan” la problemática perforando pozos donde son vertidas  las aguas residuales, justo al lado de los pozos de agua subterráneos para uso doméstico, lo que significa que la población está utilizando agua contaminada, en detrimento de su salud.

“Tenemos la solución en las manos”

El funcionario explicó que a raíz de esa preocupación, hace dos años y medio, el BID aprobó un financiamiento de US$612 millones para la ejecución de un Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario, proyectado para los próximos 20 años.

El proyecto contempla la construcción de trece grandes subsistemas en el Gran Santo Domingo, 3,400 redes de distribución y 500 mil acometidas.

Afirmó que en la primera etapa está contemplada la construcción y reparación de doce plantas de tratamiento, con un costo de RD$400 millones.

A esto se suma la construcción de cuatro emisarios submarinos que van a recolectar todas las aguas residuales del Gran Santo Domingo y serán ubicados en Guajimía, en las avenidas Núñez de Cáceres y Alma Máter y en el sector Los Frailes, en Santo Domingo Este. En el caso del emisario ubicado en el Alma Mater, éste tendrá un costo de US$172 millones, mientras que el de Guajimía costará US$135 millones, cuyos fondos están contemplados dentro del Presupuesto y Ley de Gastos Públicos de este año.

Montás también se refirió al crecimiento improvisado y desordenado de la población, cuyo aumento ha provocado que el 20 por ciento de los habitantes de la provincia de Santo Domingo no tenga redes de distribución de agua potable, por lo que tienen que ser asistidos mediante camiones cisterna y perforaciones de pozos.

Acueducto Barrera de Salinidad

Parte de esa población se encuentra en Santo Domingo Este, por lo que la entidad ha contemplado ejecutar la segunda etapa del Acueducto Barrera de Salinidad, que incrementará la producción de agua en dos metros cúbicos por segundo, aportando 45 millones de galones por día.

Señaló que la obra, construida hace catorce años, precisa de la instalación de cuatro bombas para incrementar el caudal, y construir otros tanques en el terraplén de la Autopista de San Isidro.

Se contempla construir un nuevo acueducto

Montás afirmó que en los próximos dos años y medio el Gobierno tiene proyectado construir un nuevo acueducto en el municipio de Pedro Brand, que se alimentará del río Haina y producirá unos 6 metros cúbicos de agua potable por segundo. El nuevo acueducto, costará US$300 millones y suplirá a una población de 2 millones de habitantes, principalmente de los municipios Santo Domingo Norte y Este. Luis Salcedo, subdirector de Operaciones de la CAASD, explicó que la obra permitirá un importante ahorro de energía y pondrá fin a la escasez del líquido en tiempos de sequía. “constituiría la segunda alcancía de agua potable para la capital, después de Valdesia, el cual estaría disponible los 365 días del año, las 24 horas”, afirmó.

US$300 MM
Costará la nueva infraestructura, cuya construcción se proyecta en los próximos dos años y medio.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO