Jennifer López fue vagabunda a los 18 años

Por el 10/07/2013

Abandonó la casa familiar porque sus padres no comprendían que ella quisiese dedicarse al mundo de la música y el baile

Seguramente la frase «la fama cuesta, y aquí es donde vais a empezar a pagar» nos lleva a pensar en la serie de televisión «Fama». Y una de las estrellas que consiguieron alcanzar esa fama con grandes esfuerzos y sacrificios es Jennifer López, que ha revelado en una entrevista concedida a la revista «W Magazine» que para conseguir su objetivo en el mundo de la música llegó incluso a tener que vivir en la calle.

La ahora «superestrella» desvela que a los 18 años su objetivo era conseguir una carrera en el mundo del espectáculo, pero sus padres no estaban de acuerdo, por lo que abandonó su hogar.

«Yo no quería ir a la Universidad porque me quería dedicar al baile a tiempo completo, así que mi madre y yo nos dimos un tiempo», desvela la artista. Al abandonar el domicilio familiar comenzó a dormir en el sofá en el estudio de la danza. Estaba sin hogar, pero se mantuvo segura sobre sus objetivos.

Gracias a su persistencia consiguió su primer concierto. Primero como bailarina en Europa, y más adelante en Los Ángeles. Todos estos cambios tuvieron lugar en tan solo un año, y le supuso tener que acostumbrarse a una nueva forma de vida, la de Hollywood, después dehaber vivido en el Bronx de Nueva York.

Confiesa Jennifer López que en un principio llegó a odiar Los Ángeles, una ciudad que ahora le encanta aunque «no me da fuerza como lo hizo el Bronx. Toda la fuerza que necesitaba para la vida, recibí de ese barrio», explica.

Ahora Jennifer es madre de sus dos hijos, gemelos de cinco años de edad, Max y Emme. Dice que espera que ella puede servirles de ejemplo enseñándoles la buena ética en el trabajo. «Pienso mucho en enseñar a mis hijos a trabajar duro. He aprendido algo sobre los niños, no hacen lo que dices; hacen lo que hacen».

Respecto a sus padres, en la entrevista reconoce sus esfuerzos para sacar a la familia adelante. «Mi padre trabajaba por las noches y yo era consciente de lo mucho que estaba haciendo por nosotros. Mi mamá era una señora de Tupperware y también trabajó en la escuela. Siempre sentí que no podía dejarlos».

Tras todos estos esfuerzos Jennifer logró su objetivo. Convertirse en una de las artistas más famosas del mundo.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO