La seguridad ciudadana en RD es aún tarea pendiente

Por el 14/08/2013
La promesa del presidente Medina de reducir la criminalidad ha sido apoyada por el patrullaje militar. Pero persiste la exigencia social de mayor protección .

Fortalecer las políticas de seguridad ciudadana para garantizar el clima de paz y tranquilidad que exige la sociedad dominicana, sigue siendo uno de los mayores desafíos de la gestión de gobierno del presidente Danilo Medina. El primer mandatario se ha comprometido con este anhelo social. Pero ha sido un año con altas y bajas, en una de las áreas más sensibles dentro de la misión fundamental del Ejecutivo: garantizar el bienestar colectivo.

La punta de lanza de la administración encabezada por Medina para enfrentar los índices de criminalidad y delincuencia en República Dominicana, ha sido la aplicación del plan de seguridad ciudadana, denominado “Vivir Tranquilo”.

“Conozco y comparto desde lo más profundo de mi corazón el dolor y la preocupación de muchas familias que han sido víctimas de la violencia y la delincuencia en nuestras calles”, expuso el presidente Medina, el 27 de febrero pasado, en su primera rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional.

Dos días antes de este discurso, un análisis del Observatorio Político Dominicano (OPD), basado en las estadísticas de la Procuraduría General de la República, revelaba que del 2008 a 2012, en República Dominicana hubo 24 mil 185 muertes violentas.

Esta cifra promediaba 4 mil 837 decesos de este tipo al año. Es decir, 13 por día. Según este estudio, el año de mayor cantidad de muertes violentas fue 2011, con 4 mil 989, mientras que el 2012 fue el de menor, con 4 mil 678.

En el plan de seguridad impulsado por Danilo resaltan aspectos como la reforma policial, la línea de emergencias 911, la instalación de cámaras de videovigilancia en zonas estratégicas, el control de armas de fuego ilegales y el reforzamiento del patrullaje preventivo.

Un aspecto novedoso de este proyecto en ejecución es la idea de modificar el artículo primero del decreto 319-06, del 31 de julio del 2006, que crea el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana. Ahora, en vez de ser el ministro de Interior y Policía quien coordine este organismo, esta potestad descansa en la responsabilidad del presidente de la República.

El Consejo Nacional de la Seguridad Ciudadana se encargará de planificar, coordinar, producir y evaluar la inteligencia interinstitucional para la prevención de la criminalidad y la violencia.

Respaldo militar

No obstante los esfuerzos para combatir el crimen en todas sus manifestaciones, las primeras medidas adoptadas por el gobierno no dieron con los efectos que esperaba la población.

El país seguía asediado por asaltos a mano armada y otros delitos derivados de la compra y venta de drogas, a todas horas y en toda la geografía nacional.
El Informe de Homicidios de la Procuraduría General de la República de los primeros cinco meses de este año puso de manifiesto el largo trecho que resta por caminar, en aras de alcanzar niveles aceptables de seguridad ciudadana.

Este informe oficial revela que de enero a mayo se produjeron mil 63 homicidios. La mayoría de las víctimas eran hombres de 18 a 34 años de edad.
Gran parte de estas muertes se produjeron en riñas ocurridas en centros de diversión y en atracos con armas de fuego.

El promedio de homicidios por mes, de acuerdo a esta cifra, es de 212. El mes en que hubo más homicidios fue en mayo, con 230; seguido de enero, con 219; abril, con 212; febrero y marzo, 208 y 194 casos, respectivamente.

Estas estadísticas demuestran que el arma más usada para matar en República Dominicana sigue siendo la de fuego.

Pues, de la cantidad de homicidios registrados en dicho período, 684 casos se produjeron con armas de fuego, seguida de 265 con armas blancas.

Consciente de que por sí sola la Policía no era suficiente para enfrentar el asedio criminal, el presidente Medina dispuso en mayo pasado que las Fuerzas Armadas apoyaran a tiempo completo en la misión de preservar el orden público.

Miles de militares fueron entonces enviados a realizar acciones preventivas. Un mes después, a principios de junio, las autoridades dispusieron el envío a las calles de más efectivos militares.

Esta última medida se produce tras comprobarse que, aunque en principio no estaba contemplado en el plan de seguridad activado en marzo de este año, lo que realmente contribuyó a reducir  el crimen fue la presencia militar. El Gobierno ha dicho que los militares estarán en las calles de manera indefinida.

Danilo cree que pobreza es causa de delincuencia

Como parte de las acciones para combatir la criminalidad, el presidente Medina desarrolla un amplio y ambicioso programa de políticas de inclusión social. Esta iniciativa guarda relación con su discurso en la campaña que precedió su triunfo electoral. Danilo entiende que la delincuencia es una consecuencia directa de los altos índices de pobreza que existen en República Dominicana. Por eso busca reducir la gran brecha que separa a ricos y pobres.

– See more at: http://www.elcaribe.com.do/2013/08/14/seguridad-ciudadana-aun-tarea-pendiente#sthash.vaSYwbNi.dpuf

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO