Niño dominicano grave tras ser lanzado desde azotea en El Bronx

Por el 04/02/2013

La Policía arrestó y acusó por el hecho al adolescente Casmine Aska de 17 años.

Freddy Martín, un niño dominicano de nueve años, está grave después que el adolescente Casimne Aska de 17 supuestamente lo lanzara desde la azotea de un edificio de cinco pisos en la avenida Nelson de El Bronx.

Martín sufrió múltiples lesiones que lo mantienen en estado crítico y conectado a una máquina de respiración artificial en el hospital Presbiteriano del Alto Manhattan, donde sus padres y otros parientes esperan un milagro.

Los paramédicos que acudieron al patio del edificio donde cayó el menor sospecharon que había sufrido un derrame y Martín le dijo a la policía que había sido empujado por Aska el viernes a las 8:30 de la noche.

El agresor fue arrestado y procesado en el cuartel 46. El niño dominicano habló con las autoridades antes de perder el conocimiento cuando era transportado en la ambulancia al hospital. Relató que su vecino Casmine Aska lo había tirado desde la azotea al vacío.

Los médicos lo declararon con traumatismos severos en el cuerpo el sábado, conectándolo a un soporte vital.

Los investigadores dijeron que Aska, vecino de Martín y quien vive en el cuarto piso, sacó al niño de su vivienda, lo arrastró hasta el techo y lo tiró.

La abuela de la víctima que lo cuidaba dijo que no se dio cuenta de la situación hasta que llegaron los paramédicos y la Policía. Les dijo a los vecinos que ella estaba acostada y el menor se le desapareció sin decirle nada.

Freddy llamaba desesperadamente a su madre y gritaba “¡stop, stop!” (¡alto, alto!), tratando de detener el empujón al vacío, dijeron testigos del incidente.

Una vecina narró que vio cuando ambos menores como que estaban jugando a la puerta abierta de acceso a la azotea, pero lo consideró normal y regresó a su apartamento.

Aska, el agresor, de 5 pies, nueve pulgadas y 165 libras huyó al apartamento de un vecino y momentos después un policía lo detuvo cuando estaba saliendo con su madre y un hermano.

Una fuente policial reveló que el acusado se contradijo en el interrogatorio, contando versiones diferentes a los investigadores.

Después que negó inicialmente que estuviera junto al niño dominicano, señaló que Freddy cayó accidentalmente de la azotea. La investigación comprobó que hay evidencia física de cuando Aska arrastraba al niño hacia el techo del edificio.

Aska fue acusado por intento de asesinato el sábado. Tiene cuatro arrestos previos por robo, asalto, acoso y amenazas.

Una tía de la víctima que no quiso identificarse, dijo que Freddy es amigo de un hermano menor de su atacante.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO