Obama: sin el apoyo de los latinos yo no seria presidente

Por el 05/05/2013

El presidente estadounidense Barack Obama, al concluir una gira de tres días por México y Costa Rica, elogió los avances económicos mexicanos y apremió a los gobernantes centroamericanos a que aborden la pobreza y la seguridad, al tiempo que buscó conectarse con un auditorio hispano políticamente poderoso en Estados Unidos.

Impulsado por las reconfortantes noticias de que el desempleo en su país ha disminuido, Obama se pronunció por una mayor cooperación comercial y económica con los vecinos del sur de Estados Unidos, bajo el argumento de que la prosperidad económica es el mejor antídoto contra las drogas y la violencia de los grupos delictivos y, por extensión, para la inmigración ilegal a la que Washington busca controlar.

En su discurso sabatino por radio e internet, Obama también expuso que la profundización de los vínculos económicos con la región latinoamericana significa la generación de más empleos en Estados Unidos.

“Una de las mejores vías para el crecimiento de nuestra economía es vender más bienes y servicios hechos en Estados Unidos al resto del mundo”, afirmó. “Esto incluye a nuestros vecinos del sur”.

Durante la gira, el presidente ha intentado modular el ejercicio de la influencia estadounidense. Ha sido renuente a insertarse en la estrategia de México para confrontar al narcotráfico, incluso si esto implica un acceso más limitado de las autoridades de seguridad de Estados Unidos en las filas de sus contrapartes policiales mexicanas.

En Costa Rica, Obama exhortó a los gobernantes centroamericanos a que integren sus economías, reduzcan sus altos costos de la energía y enfrenten la violencia en la región.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO