Para ser feliz, es mejor ser generoso que tener mucho dinero

Por el 16/02/2013

Dar dinero a quienes lo necesitan es un gesto de generosidad que no necesariamente tiene que ver con los ricos. Quienes no tienen mucho dinero, pero lo comparten, llegan a tener una sensación de felicidad y “riqueza subjetiva”. Un nuevo estudio habla de estos hallazgos.

Siempre vemos en las noticias que son los cantantes, los futbolistas millonarios y los famosos quienes donan cantidades exorbitantes de dinero para las cosas de caridad o simplemente una causa buena. Tal vez el hecho de tener dinero no es lo que los hace felices, sino el hecho de poder compartirlo.

Esto también sucede a otro nivel, a menor escala. Una persona que no es millonaria, pero que comparte y dona su dinero, se siente, de algún modo, más rica en términos monetarios y mucho más feliz. Aunque suene contradictorio, está comprobado en un estudio realizado por un profesor de la facultad de administración de empresas de Harvard (Harvard Business School) que fue presentado en el congreso anual de Psicología en Nueva Orleans, en Estados Unidos.

También tú puedes haberlo comprobado por ti mismo. ¿Te ha sucedido que luego de dar dinero a una causa buena o simplemente a alguien que lo necesita en la calle, te sientes feliz o satisfecho? De alguna manera, compartir siempre nos da una sensación de bienestar.

Según los expertos, ser generoso con el dinero incrementa un sentimiento de “riqueza subjetiva”, puesto que al dar, se crea una sensación de abundancia en quien lo hace, aunque en realidad no tenga demasiado dinero. El pensamiento de quien es generoso es “si puedo dar, entonces tal vez no estoy tan mal económicamente”.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO