Ramón Orlando lleva 10 años buscando un sonido nuevo para el merengue

Por el 22/04/2013

El artista dice que siempre es solicitado como compositor por sus compañeros cantantes

Ramón Orlando, uno de los músicos populares más laureados del país, reveló que lleva más de 10 años buscando un sonido nuevo para el merengue romántico, que se adapte al siglo 21, pero que no ha podido encontrarlo.

Precisó que lleva un  tiempo largo en su “laboratorio” musical, experimentando y buscando lo que más se asemeje a lo que está pasando hoy, porque los dominicanos están ávidos de un merengue lindo y novedoso, pues entiende que el merengue de mambo o de calle, que era el que más gustaba, también está pasando por una crisis.

En ese sentido, en los próximos días sacará un nuevo tema con su orquesta y un novel cantante de nombre Francisco y esperará la reacción de la gente a ver qué le parece ese ensayo.

Nuevo cantante

“Estoy interesado en ver si logro un sonido bueno y nuevo con alguien y tengo algo por ahí que lo voy a probar con un nuevo cantante que tengo en mi orquesta, que se llama Francisco. Esto es un experimento y debo esperar la reacción del público, pero entiendo que es algo muy lindo”, precisó

Valoy, que ha sido un defensor del merengue de calle, entiende que en este momento la gente preferiría un merengue más melódico, más edificante y unas letras más bonitas, y por esa necesidad está interesado en ver cómo fabrica algo como eso.

Está experimentando en el “laboratorio” buscando lo que más se asemeje a lo de hoy, pero que sea bello, y lleva un buen tiempo buscando ese sonido. Mas de 10 años buscándolo, pero dice que con la ayuda del disco lo encontrará.

ALGO DIFÍCIL

“Buscar sonidos nuevos es un poco difícil, pero no imposible, porque se necesita que la mentalidad de  todo el que trabaje en el merengue salga a buscar algo del siglo 21, pero ellos  están en el siglo pasado y eso no puede ser. Hay que establecer una belleza del siglo 21 y el que lo haga hará una revolución, porque el merengue de mambo suena como en el siglo 21 y el tradicional no hemos podido sacarlo de los 80”, indicó.

Recordó que con el tema “No voy a volver a llorar”, de finales de los 90,  logró más o menos algo  bonito y agradable en el merengue, pero no lo pudo masificar  y eso impidió que se pegara.

“Para lograr un color nuevo en el merengue  debe masificarse, que no solamente lo grabe un solo grupo, sino los demás, y eso es lo que le va a dar la pegada”, dijo el merenguero

“La bachata tiene su magia y se cuela mucho más fácil, porque este es su momento, y si uno encuentra una figura potable como Anthony Santos, Frank Reyes y el propio “El Torito”, el éxito está mejor garantizado”, dijo Ramón Orlando.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO