Una sociedad con deseos de narco

Por el 06/09/2013

Situación que afecta a la República Dominicana desde hace tiempo, negocio que mueve desde lo aéreo a los terrenos dominicanos. En la revista mencionan como figuras de los medios políticos como Miguel Vargas Maldonado y hasta el mismo ex presidente, Leonel Fernández, han sido vinculados con diversas personas que son parte de éste ejercicio que tiene crecimiento acelerado en suelos dominicanos.

Muchos comentan formas de cómo frenar el tema del narcotráfico. Destituir todos los funcionarios conectados con éste tipo de actividades, fusilar unos cuantos, mencionan los más radicales, hacer un cambio en la Policía Nacional y algunos otros piden a grito que el país sea tomado por fuerzas extranjeras para que exista una mejora.

Este tipo de comentarios nos lleva a cuestionarnos si realmente se encuentra ahí el tema del cambio.  Dice una famosa frase “árbol que nace torcido, nunca su rama endereza”, llevándonos a que nos planteemos, ¿Qué hay detrás de la búsqueda del narcotráfico? ¿Por qué tantos dominicanos se asocian a este tipo de actividades? Empecemos con las necesidades básicas del pueblo dominicano, un país donde un hospital público atiende luego de unas 60 personas que van antes de ti, si es que llegas vivo a las manos del médico. En una sociedad donde a todos les hacen ver que quien no tiene dinero, se lo lleva quien lo trajo.

Es difícil para muchas familias dominicanas el poder conseguir dinero, razón por la cual muchos tienen que buscar formas de trabajo desde temprana edad, ya que con el sueldo de los padres la comida no da y los problemas de salud incrementan por no poder pagar lugares dignos donde vivir. Esto lleva a tener un alto porcentaje de niños que abandonan las escuelas para poder conseguir dinero y entonces “sobrevivir”, pues en lo que esperan terminar los estudios, el estilo de vida que le permite la sociedad, tiene precios muy altos.

El mayor problema del pueblo dominicano y su conexión con el narcotráfico, es que los gobiernos dominicanos muestran diversas figuras que han logrado posicionarse de manera rápida en la palestra política, musical y hasta en temas de deporte. Estas figuras que crecen de manera rápida y toman nuestros periódicos de la noche a la mañana, nos muestra un problema de jerarquización que hace dudar de poder conseguir un estilo de vida decente, a menos que sea haciendo lo malo por debajo. Series de televisión donde fomentan figuras de la talla de Pablo Escobar, son punto de partida que toma la sociedad para tener un crecimiento rápido monetario, pero con una moral que se arrastra para poder lograr sus metas.

Es cierto que muchos tienen fuertes lazos con el tema de que, sin importar la situación, no van a lanzar su moral al suelo. Pero de manera general, abriendo nuestros periódicos y viendo el desarrollo político de nuestro país, definitivamente nos hace desear un cambio. Ese cambio se encuentra en la educación, la única razón que puede sanar una sociedad podrida.

¡Si te gustó este artículo, compártelo! Gracias

ESCRIBE TU OPINION O COMENTARIO